La ética de auxiliar la vida frente a la deficiencia motora

La ética de auxiliar la vida frente a la deficiencia motora

EL EMPODERAMIENTO DESDE LA EXPERIENCIA DE UN SER MUY QUERIDO. UN EJEMPLO DE RESILIENCIA. 

Esto va de auxiliar la vida y lo tengo muy claro. Me explico: he crecido en un entorno familiar donde ha prevalecido siempre la resiliencia, un entorno donde ha habido una deficiencia motora que nunca ha sido el centro de atención sino la mejor herramienta para educarme.

Cuando tenía aún cinco años una de las personas a quién más quiero llegó a casa después de unos meses convaleciente, con una prótesis en una extremidad. A priori pensamos todos ‘pobre’, ‘y ahora qué hará’, ‘le ayudaremos a vestirse’, ‘le ayudaremos a comer’, ‘escribiremos por él’, ‘conduciremos por él’… todo por él; todo evoca en ‘le cuidaremos’. Pero ¿qué le queda a una persona cuando lo hacemos todo por ella, cuando sólo cuidamos?  No hay dignidad, no hay respeto, no hay autonomía; hay falta de çetica, hay la autoestima y el autoconocimiento mermados, empieza aflorar la mochila emocional.

En ese momento dado desarrollé lo que ahora entendemos como depresión, ansiedad y trastorno del sueño, con cinco años; incluyendo parálisis del sueño con todo lo que comporta: delirios alucinatorios, miedo, taquicardia, etcétera. Como bien digo, era y es un ser querido, en ese momento pues yo también sufrí el impacto postraumático.

El auxilio va de entender la integridad de la persona y va de mantenerla y potenciarla. Francamente, he estado desde los 5 años hasta los 27 pasando totalmente por alto esta deficiencia, porque no ha sido el centro de atención y nunca lo será. Por lo tanto, pienso firmemente que todas las personas usuarias de prótesis en las extremidades no son “dependientes” y mucho menos “minusválidas” ya que esto va de dejar de enforcarnos en la deficiencia y más en todas las habilidades preservadas, porque las personas no somos deficiencias, somos identidades valiosas.

Debemos transformar la tensión de la mochila en herramientas basadas en buenas prácticas de actuación, para aligerarnos. Y es que como dice Foucault citado por Eribon (2011), “la tension est presque démentielle” “la tensión es casi demencial”.

Con la situación pudimosdesarrollar aptitudes de faro, como dice Mar Olmedo y es que se puso en marcha nuestro progreso emocional y nuestra resiliencia. Gestionamos nuestra mochila porque otros dos seres queridos nos auxiliaron la vida empoderándose y empoderándonos.

A partir de aquí todo fue progresivamente más ligero, nuestra vida empezó a ser ligera y con una maleta de herramientas de afrontamiento a las adversidades.

Ahora tenemos fuerza para vencer obstáculos y el valor de entenderlos como oportunidades. La persona querida de la que hablo sufrió un accidente que causó la deficiencia, fue el motor de la resiliencia y el pretexto para empezar a trabajar la reserva cognitiva.

Nos centramos en todas las habilidades preservadas para poder potenciar la escritura y la manipulación de objetos aunque no era zurdo. Adaptamos el entorno adecuadamente para evitar provocar una minusvalía – pues esta existe en sí cuando el entorno no se adecua a las necesidades de la persona.

El entorno social también nos ayudó. Y sobretodo, el lenguaje interno. Como explicó Enric Bastardas (Comunicador) en las 13as Jornadas Interdisciplinares de Residencias de Personas Mayores – mesa redonda moderada por la Psicóloga Mireia López –  es importante hablarnos bien, cuidar el habla interna; porque nuestro comportamiento está sometido.

En definitiva, agradezco profundamente haber crecido en un entorno resiliente pues tal como exponen Gooding, Hurst, Johnson y Tarrier (2011) es importante mantener habilidades de afrontamiento mediante la resiliencia, enriquecidas de diferentes procesos psicológicos que pasan por la educación.

Sobre el término “Técnico/a Auxiliar de Vida”

Un término susceptible de analizarse al menos su función.  Actualmente poco tangible pero evocador de opiniones.  terme susceptible d’analitzar-se’n com a mínim la seva funció. Actualment poc tangible però evocador d’opinions.

Como comentó Fermín Mínguez a (Pedagogo, Gerontólogo Social y Director de Proyectos de Tunstall Televida) en las 13as Jornadas – mesa redonda moderada por Quico Manyós “una profesión debe tener una función porque el nombre también hace la función’’; por lo tanto, un término como “auxiliar de vida” que podría hacer referencia a una profesión tiene que tener primero una función bien definida y sobretodo consensuada profesionalmente y a nivel estatal.

Cita de Kundera inspirada en Nietzsche:

‘’Si l’éternel retour est le plus lourd fardeau, nos vies, sur cette toile de fond, peuvent apparaître dans toute notre splendide légèreté’’.

‘’Si el eterno retorno es la carga más pesada, nuestras vidas bajo este paradigma podrían aparecer en total esplendor y ligereza”.

Más información en http://www.dignetik.com/serveis/formacio-especialitzada/espais-de-reflexio-etica/

Un artículo de Sandra Pàmies, Psicóloga y Gerontóloga Social (sandrapamies.com)

 

REFERENCIAS:

Eribon (2011) Biografía de Michel Foucault. França: Editorial Flammarion.
Kundera (1984) L’insoutenable légèreté de l’être. França: Editorial Folio.
Lucet (2014) Un Modelo Innovador de respiro y apoyo al domicilio para pacientes con Alzheimer y sus cuidadores, Baluchon Alzheimer, Neurama Revista Electrónica de Psicogerontología, (1) 30-46.
Gooding, Hurst, Johnson & Tarrier (2011) Psychological resilience in young and older adults, International Journal of Geriatric Psychiatry, (27) 262 – 270.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *