La gestión participativa

La gestión participativa

Alcanzar cambios en la sociedad desde la transformación de tu entidad 

La gestión participativa en las organizaciones es una manera de trabajar que incluye las personas del equipo en el compromiso de diseñar, construir y desarrollar herramientas que permitan un buen desarrollo empresarial u organizacional. Pretende aprovechar la creatividad, los talentos y las inteligencias que tienen los trabajadores y/o usuarios de la oragnización.

Podríamos decir que la gestión participativa es

  1. Un proceso que se centra en la evaluacióny el aprovechamiento de la información,
  2. Mediante la participación activa de quienes integran un equipo o un grupo,
  3. Para alcanzar los objetivos planteados, así como
  4. Para consensuar las diferentes formas en que se pueden distribuir o compartir unas tareas que empoderan a los que forman parte de las organizaciones.

Aunque la responsabilidad final de las decisiones recae en el equipo que lidera la organización, los colaboradores aportan valor y se involucran mediante: respuestas, soluciones, visiones… que enriquecen el aprendizaje como organización. La gestión organizativa se basa en construir un modelo flexible y dinámico, capaz de integrar, desde las personas: propuestas, estrategias aprendizajes conocimiento y experiencia.

Como bien indica la etimología de gestión (gestus = acción de llevar a cabo), gestionar nos lleva hacia la acción de desarrollar, de construir. Por tanto, gestionar participativamente comporta trabajar desde la flexibilidad, que se convierte en una herramienta que permite la adaptación constante, al tiempo que la implicación de las personas que sienten que pertenecen al grupo y que hacen posibles las propuestas que se definen la tarea diaria en la organización o proyecto.

Para que se puedan desarrollar dinámicas de gestión participativa, debemos ser muy cuidadosos en potenciar algunas estrategias que hagan visible y tangible la PARTICIPACIÓN (formar parte de algo) Algunas propuestas son:

  • Crear equipos de mejora: con los que se definen aspectos a mejorar y se plantean estrategias innovadoras para dar respuesta a las realidades mejorables.
  • Círculos de calidad: grupos permanentes que analizan temas concretos susceptibles de corregir.
  • Desarrollar y generar espacios para pensar y compartir ideas: son foros o espacios para apuntar ideas innovadoras, debatir de iniciativas de mejora y de conocimiento informal de la organización.
  • Proponer la mejora del mes: con la que se incentiva la participación del entorno a un área concreta.
  • Contar con un buzón de sugerencias
  • Canales de retorno de información: se refiere la comunicación bidireccional.
  • Reconocer buenas prácticas del equipo de trabajo

Para fomentar la gestión participativa debemos trabajar aspectos clave:

  1. Consenso: Todos los participantes entendemos los objetivos de la misma manera? Usamos el mismo lenguaje? El Consenso nos lleva a trabajar el sentido común y nos da coherencia como equipo.
  2. Comunicación interna: La gestión participativa se fundamenta en una buena política de comunicación interna, que estructure y canalice el conjunto de mensajes que se intercambian los diferentes participantes, equipos, áreas y/o personas individuales que forman parte de la misma organización.
  3. Actitudes: La implicación es la que hace posible que la gestión participada sea posible. Como nos indicaba Víctor Kuppers la actitud es la que posibilita que los proyectos sean realidad. Las personas pueden tener conocimientos técnicos a los que podemos sumar habilidades personales, pero el hecho de alcanzar el éxito viene de multiplicar la suma de conocimientos técnicos y habilidades personales para la actitud:

    conocimiento habilidad x actitud = Resultado

    Si conocimiento (es 7) + habilidad (es 8) x actitud (es 1000) = 1500

    Si conocimiento (es 7) + habilidad (es 8) x actitud (es 0) = 0

  4. La evaluación participativa que contribuye a la formación y desarrollo de cualidades éticas, morales y personales positivas, en los integrantes del equipo, así como potenciar las capacidades creativas y críticas, al tiempo que exige una actitud objetiva y consciente ante la realidad.

    La evaluación nos pedirá consensuar criterios, definir condicionantes, metodologías, y resultados que a menudo nos llevan a hacer tangibles los aprendizajes como

    • Aprender de los éxitos y los errores.
    • Aprender de las preguntas y de la diversidad de respuestas
    • Valorar sugerencias para la acción reflexiva
    • Valorar la calidad de la información
  5. La innovación. La innovación social definida como nuevas ideas, modelos y servicios que nos facilitan desde la colaboración, el hecho de satisfacer nuevas necesidades sociales y de bienestar desde nuevas relaciones entre los agentes implicados en una cultura colaborativa.

 Algunas preguntas insoslayables para hacer posible la gestión participativa

  • ¿Qué queremos lograr?
  • ¿Qué tenemos? ¿Cuáles son los recursos?
  • ¿Cómo utilizaremos el que para conseguir lo que queremos?
  • ¿Qué itinerario nos planteamos? ¿Cómo llegaremos del punto de inicio al punto de llegada? (nuevo punto de inicio)
  • ¿Qué pasará cuando lo consigamos?

Finalmente, debemos ser conscientes de que los proceso de gestión participativa se da cuando trabajamos desde la confianza que es un factor de los más importantes en el liderazgo. Los enfoques participativos normalmente significan que la toma de decisiones es más transparente. Esto, a su vez, incrementa la confianza y el liderazgo, la transparencia en sí misma que es un beneficio añadido a este enfoque.

Desde Dignetik te ofrecemos herramientas y píldoras de compleméncia, encaminadas a trabajar la Gestión participativa como catalizador de la cohesión de tu equipo.

Un articulo de Quico Manyós para Dignetik



  1. Molt interessant 😁

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *