La inteligencia emocional y las actitudes

La inteligencia emocional y las actitudes

Dos herramientas que actúan como factores clave en el desarrollo de la personal

Se suele decir que las personas somos como somos en función de cómo vemos el mundo. Nuestra visión del mundo, lo que transmitimos y lo que sabemos de nosotros mismos hace que nos relacionamos con el resto de personas que nos rodean de una manera u otra. Aquí, el concepto de inteligencia emocional se convierte en un factor clave y, sobre todo, cuando se relaciona con el desarrollo de las actitudes de la persona.

El potencial de desarrollo de las actitudes de la persona está estrechamente conectado con la forma en que cada uno afronta los problemas y con la disposición psicológica que tiene para entender una situación o problemática concreta de una determinada manera. Y esta manera de enfrentar los problemas está relacionada directamente con la inteligencia emocional, es decir, con la capacidad de reconocer los sentimientos propios y ajenos.

De acuerdo con Daniel Goleman (psicólogo norteamericano), la inteligencia emocional implica cinco capacidades básicas: descubrir las emociones y sentimientos propios, reconocerlos, gestionarlos, crear una motivación propia y gestionar las relaciones personales. Gracias al desarrollo de estas capacidades, acompañadas con las actitudes que la persona desarrolla durante su vida, la persona consigue que los que le rodean se sientan a gusto.

Con el fin de hacer realidad los objetivos anteriores descritos por Goleman, desde Dignetik planteamos varias preguntas a las organizaciones:

1. ¿Estamos trabajando en nuestra organización actitudes como la confianza, la interdependencia, las inteligencias múltiples o la empatía?

2. ¿Hemos identificado qué actitudes tienen los trabajadores y como estas actitudes encajan con sus capacidades y los valores de la organización?

3. ¿Tiene sentido que las personas de nuestra organización no cuenten actualmente con herramientas adecuadas para poder trabajar estas actitudes, y no sólo sus capacidades o aptitudes?

¿Os interesan estos conceptos?

Si desea trabajar las actitudes y la inteligencia emocional dentro de su organización para aumentar el potencial y el desarrollo de las personas de sus equipos, envíe un correo electrónico a info@dignetik.com.

Un artículo de Xavier de Caso y Quico Manyós.



  1. Juan Guillermo Araque E Says: mayo 26, 2019 at 3:46 pm

    ESTOY Interesado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *